coche-eléctrico-energía-límpia-vs--coche-tradicional

El coche eléctrico más barato que el tradicional en 2025

El 35% de los coches que se vendan en 2040 ya serán eléctricos, sumando más de 41 millones de unidades comercializadas.

El despegue del coche eléctrico parece imparable, incluso en la actual coyuntura en la que el precio de la gasolina no deja de caer en picado semana tras semana. En ese sentido, un reciente estudio de Bloomberg New Energy Finance ha puesto de manifiesto que el 35% de los coches nuevos que se comercialicen en 2040 serán eléctricos, gracias en buena parte al descenso en el precio de esta clase de vehículos, lo que permitirá que valgan igual o incluso menos que un automóvil tradicional.

Coche tradicional Vs coche eléctrico

Este informe prevé la venta de unas 41 millones de unidades de coches eléctricos para dentro de apenas 24 años, en lo que será una de las revoluciones más rápidas e intensas que ha vivido el sector de la automoción desde su propia concepción.

No en vano, en este cuarto de siglo próximo se multiplicarán por 90 las ventas de coches movidos con electricidad respecto a las cifras anotadas en 2015, cuando apenas se matricularon 462.000 automóviles limpios en todos el mundo (el 1% del total de coches vendidos), a su vez un 60% más respecto a 2014.

coches-sostenibles-electricosEn la gráfica puede constatarse el aumento exponencial de esta industria de cara a los ejercicios venideros.

Bloomberg ha dividido los tipos de coches por tradicionales (en gris, que usan gasolina o diésel para su funcionamiento), los eléctricos de baterías (BEV, que dependen al 100% de la energía almacenada en sus baterías) y los híbridos (PHEV, que además de las baterías cuentan con motores convencionales de respaldo para suplir la falta de autonomía de muchos de estos modelos).

En la primera de estas dos categorías el coche más vendido a escala global durante los últimos años ha sido el Nissan Leaf, mientras que el rey entre los híbridos es el Chevrolet Volt, según los autores de este estudio.

Petróleo y energía eléctrica

La implantación de semejante parque automovilístico usando electricidad supondrá dejar de utilizar en torno a 13 millones de barriles de petróleo al día, con la consiguiente alegría para los países que no gozan de reservas propias de crudo. Sin embargo, la energía que demandarán estos coches eléctricos también será ingente, estimándose en más de 1.900 TWh lo que se necesitará para que circulen todos estos vehículos, el equivalente al 8% de toda la producción eléctrica mundial del pasado año.

¿Caerá el precio de las baterías drásticamente?

Una de las principales barreras que impiden actualmente la democratización del coche eléctrico es su excesivo precio en comparación con el de un automóvil de gasolina al uso. Y la causa de esta diferencia de coste radica, principalmente, en las baterías que montan estos vehículos para poder albergar la electricidad necesaria para su funcionamiento.

Bloomberg estima que, desde 2010, el coste de las baterías de iones de litio ya ha caído un 65% y seguirá haciéndolo en los próximos años. De este modo, el precio medio de un coche eléctrico podría situarse, a mediados de la década de 2020, por debajo del coste de adquisición de un automóvil convencional.

Vía TICbeat

Si estas interesad@ en temas sobre eficiencia energética te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-eficienciaenergetica.es

Cannabis sostenible

Cannabis ¿la llave para un mundo sostenible?

Cáñamo, la Cannabis sativa, es un recurso natural clave y tristemente subestimado, lamentablemente eclipsado por la prohibición mundial que limita fuertemente su cultivo en varios países.

¡Esa mala fama!

Cuando se habla de cannabis uno suele pensar de inmediato en la marihuana, pero pocos saben que esta planta es altamente versátil y puede sustituir totalmente por ejemplo, al petróleo, en cuanto a la producción de combustibles y plásticos; además de ser una alternativa ecológica al algodón para producir fibras textiles; una fuente de alimento que no debe ser pasado por alto y una materia prima de primera para la fabricación de papel y materiales de construcción.

Nos gustaría contribuir a la difusión de conocimientos sobre los posibles usos de cannabis.

Usos alternativos para el Cannabis

Alimentación

Semillas de cáñamo; Las semillas de cáñamo son considerados como un súper alimento debido a su gran cantidad de nutrientes, rico en ácidos grasos poli-insaturados que se consideran esenciales para el funcionamiento de los músculos y los receptores nerviosos, como el ácido linolénico, linoleico y alfa-linolénico. Las semillas de cáñamo sin THC (sustancia farmacológica) contienen todos los aminoácidos considerados esenciales para la síntesis de proteínas por el cuerpo. Ellos son una ayuda en la prevención del colesterol alto, asma, sinusitis, artritis y enfermedades cardiovasculares. De estas semillas de cáñamo se pueden obtener dos alimentos, el aceite de cáñamo y el tofu de cáñamo.

El aceite de cáñamo; Las semillas de cáñamo son prensadas en frío para extraer su aceite, un aceite que combina con cualquier alimento y se puede utilizar crudo como condimento. Del mismo modo que sus semillas, el aceite de cáñamo es rico en ácidos grasos poliinsaturados considerados beneficiosos para el buen funcionamiento del organismo, en particular del sistema cardiovascular. Es rico en vitaminas A, complejo B y E y tiene un agradable sabor que recuerda a las avellanas.

Recuperación de Suelos

Las plantas de cáñamo por si mismas se pueden usar para la recuperación de suelos contaminados por metales pesados ​​a través de un proceso denominado fitorremediación *. Su raíz es capaz de realizar su propia capacidad quelante contra contaminantes tales como el arsénico y el cobre, así como contra disolventes y pesticidas. Se utiliza para los procesos de descontaminación de suelos, con especial referencia a las zonas degradadas y páramos, ya que permite cultivar con una metodología de bajo costo.

Textil

El cáñamo se considera más productivo que el algodón con respecto a las fibras textiles. Además, como el cultivo, cáñamo, no requiere el uso de pesticidas y fertilizantes su costo es muy menor al del algodón. El algodón es un cultivo con mucho impacto ambiental, ya sea por el uso masivo de pesticidas, transgénicos, herbicidas y por el uso de los recursos hídricos. El cáñamo proporciona fibras muy resistentes que pueden ser utilizadas para la producción de tejidos muy superiores al algodón en calidad y resistencia ideales para la fabricación de accesorios y ropa.

Madera

El cáñamo puede ser considerado como un sustituto de la madera en la construcción y la carpintería. De hecho, a partir del cáñamo es posible producir tableros robustos y resistentes con los que reemplazar los tablones de madera ordinarios. Estos se obtienen mediante un proceso mecánico en el que se comprime las plantas y se ensamblan con la ayuda de un adhesivo, permitiendo un material más ligero y flexible que la madera tradicional.

Bio-construcción

El cáñamo se utiliza cada vez más en la construcción como un reemplazo para el cemento y los ladrillos. Un ejemplo es el BioBrick fabricado en Italia capaz de absorber CO2. Es una especie de ladrillo diseñado para capturar las emisiones de dióxido de carbono que llegan a la atmósfera y al mismo tiempo para garantizar un buen aislamiento térmico y acústico con el fin de construir un medio ambiente sano para vivir, también gracias a la permeabilidad es capaz de garantizar un óptimo confort en el hogar y representan una herramienta innovadora para la bio-construcción, tanto en la construcción de nuevos edificios como en las remodelaciones.

Materiales plásticos

Especialmente en cuanto a la producción de plásticos,el cáñamo puede ser considerado como una alternativa real al petroleo, es capaz de poner punto final a la dependencia de este recurso. La celulosa contenida en la planta hace que sea posible la obtención de materiales plásticos biodegradables, los cuales se pueden utilizar para producir embalajes, aislaciones y los demás usos que damos al plástico en la actualidad.

Combustibles

Otro uso importante para el cáñamo es el de recurso energético ya se como biocombustible o como biomasa. El uso de cáñamo como combustible no aumenta la cantidad de CO2 liberado a la atmósfera, ya que el dióxido de carbono emitido durante la combustión será compensado por la cantidad de CO2 absorbido por el cultivo del cáñamo utilizado.

Papel

Con la pulpa del cáñamo, obtenida después de la extracción de la fibra textil o las semillas, es posible fabricar papel de alta calidad para todo uso desde periódicos a cajas de cartón. La mayor ventaja relacionada con la producción de papel a partir de cáñamo se deriva del hecho de que para su realización es posible usar el “residuo” de un único cultivo de cáñamo destinados a la producción de semillas o fibras.

Acolchado para la agricultura

Los restos de cáñamo prensados se puede utilizar para realizar una tarea considerada esencial en la agricultura y la jardinería. Se trata del acolchado, una cubierta que se coloca en el suelo con el fin de mantener la humedad del suelo y reducir las necesidades de riego, elevando la temperatura del suelo para evitar el crecimiento de malezas mientras protege de la lluvia y la erosión al suelo.

Con esta información, pretendemos ampliar el debate sobre la legalización de la marihuana en el Mundo, dejando de lado el uso medicinal que ya todos conocemos o el recreativo, además del hecho de que su prohibición lo único que genera es delincuencia. Después de todo, ¡el cannabis es aún una de las plantas más versátiles que la naturaleza ha creado!

Vía ecocosas

Si estas interesad@ en temas sobre eficiencia energética te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-eficienciaenergetica.es

Construye tu propia casa

Casa sostenible de ensueño “Made in you”

A veces olvidamos que tenemos manos, es así de simple.

Nos embarcamos en obtener nuestra casa de lujo y, por supuesto, con muchos metros y unirnos perpetuamente a un Banco,  que en realidad nos dejará vivir en su vivienda siempre y cuando abonemos religiosamente la cuota cada mes y, que probablemente, evitará que realicemos algún que otro sueño.

¿Cómo construirse una casa con 7.000 euros?

Podemos alquilar una vivienda, una habitación o ir a casa de nuestros padres a vivir, pero también existe la posibilidad de aprender a construir una vivienda sostenible con nuestras manos a muy buen precio.

No es tan descabellado, recordemos que muchos de nuestros abuelos formaron parte de aquellos hombres que participaban totalmente en la construcción de su propia casa. Pues entonces, si ahora  podemos optar a tener más información, mejores materiales y herramientas … ¿Por qué no construirnos una casa?. Así lo hizo Steve Aren.

La casa sostenible de Steve Aren y su historia

Steve Aren, siendo un “manitas” o no tanto, se planteó construir su propia casa intentando utilizar materiales baratos, reutilizando otros y aplicando una arquitectura sostenible y bioclimática .

Con tan sólo 7.000 Euros en su bolsillo decidió construir una casa sostenible, la casa de sus sueños. Lo único que tenía que hacer era encontrar el lugar perfecto para hacerlo.En este caso se fue un poco lejos, a Tailandia.

En pocas semanas ya tenía su hogar “perfecto”. Una vivienda sostenible que como veréis, no ha quedado nada mal, y en tan sólo seis semanas de trabajo, eso sí, tuvo la ayuda de un compañero que le ayudo a lograr su sueño.

La estructura básica sólo le costo alrededor de los  6.000 Euros,  teniendo en cuenta que en Tailandia los materiales son muy baratos.

Según comenta en su portal tuvo a un amigo de Tailandia que le guío en el proceso de construcción. Bloques de cemento y ladrillos de arcilla fueron los que se utilizaron para la construcción de la vivienda.

Para los detalles restantes y el mobiliario tuvo que abonar alrededor de 2.000 Euros mas.

Como hemos podido comprobar la construcción termino bastante bien. En el portal de Steve Areen podéis encontrar más imágenes. Desde aquí podéis ver el proceso de construcción de esta fantástica casa sostenible en base a la arquitectura bioclimática.

Arquitectura bioclimática

Esta consiste en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía. La arquitectura bioclimática está íntimamente ligada a la construcción ecológica, que se refiere a las estructuras o procesos de construcción que sean responsables con el medioambiente y ocupan recursos de manera eficiente durante todo el tiempo de vida de una construcción. También tiene impacto en la salubridad de los edificios a, través de un mejor confort térmico, el control de los niveles de CO2 en los interiores, una mayor iluminación y la utilización de materiales de construcción no tóxicos avalados por declaraciones ambientales .

Una vivienda bioclimática puede conseguir un gran ahorro e incluso llegar a ser sostenible en su totalidad. Aunque el costo de construcción puede ser mayor, puede ser rentable, ya que el incremento en el costo inicial puede llegar a amortizarse en el tiempo al disminuirse los costos de operación…Saber más.

Debemos recordar que en los últimos años, la sociedad ha ido tomando conciencia de la necesidad de cambiar nuestra forma de interactuar con el medio ambiente. En el sector de la construcción esto se traduce en una apuesta por la arquitectura sostenible, que representa no sólo una tendencia hacia el aprovechamiento de la energía o el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente, sino también una filosofía y una concepción de la arquitectura de nuestro tiempo.

Aquí un video de la preciosa casa sostenible.

Vía designboom.com

Si estas interesad@ en temas sobre eficiencia energética te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-eficienciaenergetica.es

Rascacielos

Las ventanas de los rascacielos generarán electricidad

Que el sol es el futuro de la energía lo sabe hasta James Cameron. Pero no pienses sólo en paneles solares, de un tiempo a esta parte se ha hablado de varios  conceptos nuevos que nos ayudarán a aprovechar la luz del sol sin necesidad de instalarlos. Ahora una startup convierte las ventanas en electricidad.

¿Como son estas novedosas ventanas?

Estas ventanas convierten el viento y la lluvia en electricidad.

Se llama ”Solarwindow”  y está desarrollando una tecnología homónima con varias promesas interesantes. Es un revestimiento líquido que se puede aplicar en ventanas de cristal o acrílicas. Una capa muy fina hecha principalmente de hidrógeno y carbono que produce una matriz de pequeñas células fotovoltaicas orgánicas.

Lo primero que sorprende de SolarWindow es que es transparente, porque sólo bloquea la luz ultravioleta (como si lleváramos unas gafas de sol). El tinte del panel se puede personalizar con distintos colores, al estilo de los filtros de Instagram.

Otra sorpresa es que no sólo funciona con luz solar, también es capaz de generar energía en la sombra y a partir de la luz artificial. Por eso es más interesante que colocar paneles convencionales en la azotea, se puede aplicar en las cuatro fachadas de un rascacielos y el edificio recuperaría la inversión en un año, según calculan sus creadores.

Y como promete , al ser más eficiente, es “doce veces más beneficiosa para el medio ambiente que la energía solar convencional”. Una instalación de SolarWindow evitaría una emisión de dióxido de carbono equivalente a las que producen los coches tras rodar 3,5 millones de kilómetros. SolarWindow está asegurada por cuarenta y dos patentes.

¿Que tiene de novedoso?

Sabemos que los paneles solares no son nada nuevo, pero estas ventanas no funcionan con el sol.

Aprovechan la lluvia y el viento para generar suficiente energía eléctrica como para alimentar pequeños dispositivos. El secreto son unos nano-generadores integrados en el propio cristal e invisibles a simple vista.

El único indicador de que la ventana está generando electricidad es que el cristal se oscurece un poco con un tono azul oscuro cuando está funcionando.

La superficie de la ventana esconde dos tipos de nano-generadores, los primeros están en la capa exterior del cristal y se activan con la lluvia.

Esta capa consiste en diminutas pirámides con una pequeña carga negativa, la combinación de aire y agua suele proporcionar una carga positiva a las gotas de lluvia, así que cuando estas impactan contra la superficie del cristal generan la corriente eléctrica.

La segunda capa de nano-generadores está dentro del propio cristal, y consiste en dos láminas que convierten la tensión que el viento genera al empujar el cristal en corriente eléctrica.

Entre ambos sistemas, el primer prototipo de estas ventanas es capaz de generar suficiente corriente como para alimentar un smartphone en modo reposo.

Sus creadores en el Instituto de Tecnología Georgia, en Estados Unidos, trabajan ahora en una nueva versión que genere más energía y que sea capaz de almacenarla. Para ello añadirán una nueva capa de super capacitadores transparentes al cristal.

Si tienen éxito, las ventanas generadoras de energía podrían ser una realidad en los edificios dentro de unos años.

Vía Gizmodo

Si estas interesad@ en temas sobre eficiencia energética te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-eficienciaenergetica.es