Guía ecológica para ciudades sostenibles

Ciudad ecológica del futuro

En este artículo se indaga en un guía que abarca 12 directrices ecológicas que pueden establecerse como puntos clave en la construcción de las características de las ciudades sostenibles en base a un informe denominado  “12 GREEN GUIDELINES” desarrollado por CDBC’s (International Advisory Group for Green and Smart) para intentar definir unas reglas o normas para el desarrollo urbano inteligente.

Las 12 normas ecológicas clave de un desarrollo urbano inteligente

Estos indicadores ecológicos se diseminan en tres grandes grupos:

La Forma Urbana. Identificación del límite de crecimiento urbano, desarrollo orientado al transporte – DOT, pequeños bloques, espacios verdes públicos.

El Transporte. Transporte no motorizado, transporte público, control de coches.

La Energía y Recursos. Los edificios verdes, renovación y distribución de la energía, gestión de residuos, la eficiencia del agua.

Aunque el informe de referencia se divide por cada directriz ecológica en:

Una justificación, explicación de las ventajas económicos, ambientales y sociales, un breve caso de estudio y una lista de las mejores prácticas implementadas.

Por el tamaño del informe nos interesa centrarnos en la justificación de las normas ecológicas establecidas.

Normas ecológicas

Límite de crecimiento urbano – Ciudades compactas

Cada ciudad debe establecer un límite de crecimiento urbano (UGB = Urban Growth Boundary).

El límite debe establecerse sobre la base de un análisis riguroso de las sensibilidades ecológicas, la capacidad del medio ambiente, y la eficiencia o productividad de los diversos usos de la tierra.

Un desarrollo más compacto, es decir, ciudades compactas,  tiene unos beneficios directos:

Impacto de la densidad urbana sobre las emisiones de carbono, y la longitud de las tuberías de agua o las carreteras (Fuente: Banco Mundial).

Son una herramienta para lograr el desarrollo compacto de la ciudad, lo que ayuda a crear condiciones propicias para viajes más cortos y una mayor eficacia en el transporte (Aumenta la eficiencia de la infraestructura pública), en caminar o andar en bicicleta.

Proteger las tierras agrícolas, el desarrollo desordenado y reduce la contaminación del aire.

Gráfica de The New Climate Economy sobre Atlanta y Barcelona, parecida población pero diferentes niveles de emisiones de carbono.

Esta estrategia también puede aumentar el valor del entorno construido con la subida de los costes de la vivienda que puede ser compensado por la disminución en los costes del transporte.

Desarrollo Orientado al Transporte. Ciudades DOT

Una directriz ecológica básica es aborda el crecimiento que maximiza los beneficios del transporte público, mientras se enfatiza fuertemente a sus usuarios, las personas.

El transporte público debe ser el medio de transporte preferido para viajes de larga distancia y corta.

El aumento de la densidad de las personas que trabajan y viven alrededor de las estaciones de transporte es una de las mejores maneras de hacer el transporte público más efectivo, por lo que se deben de establecer reglas concretas y puntos de acceso fáciles al transporte público.

Usos mixtos

Según la guía ecológica,  todas las unidades residenciales deben estar cerca de al menos seis tipos de servicios dentro del radio de 500 metros de la entrada del edificio residencial (Servicios: escuelas, oficinas de correos, bancos, alquiler, clínicas, centros de actividades, restaurantes, etc.).

La relación de trabajadores – residentes (El número de personas trabajadoras dividido por el número de residentes) debe estar entre 0,5 y 0,7. Configurado dentro de un área espacial que no debe de ser más de 15 km2.

Pequeños bloques

Los bloques deben ser menor o igual a 2 hectáreas y el 70% de los bloques debe cumplir con esta norma. Excepciones para las zonas industriales. Los pequeños bloques son el elemento esencial de un transporte urbano eficaz en  red. Crean una densa malla de calles estrechas y caminos que son más amigable para los peatones. Crean variedad de espacios públicos, arquitecturas y actividades, lo que aumenta la vitalidad del vecindario.

Con “super-bloques”, todo el tráfico se concentra en algunas avenidas principales. El resultado neto, es la congestión del tráfico.

Las calles anchas también crear obstáculos a la circulación de peatones, favoreciendo así más a los conductores.

Estos dos gráficos muestran el éxito del uso de pequeños bloques combinados con uso mixto en la ciudad.

Espacios públicos verdes

Públicamente, según los indicadores ecológicos el espacio verde accesible y utilizable debe comprender entre 20-40% de la zona urbana construida (Zonas residenciales deben tener una cobertura más grande).

Todas las residencias debe tener un espacio público accesible a menos de 500 metros.

Dentro del urbanismo, los grandes espacios públicos permiten que un grupo diverso de personas que convivan juntos, crean vitalidad económica y un aumento del valor de las propiedades.

Los espacios públicos puede dar identidad a barrios y un sentido de lugar, que es vital para la creación de la comunidad y mejorar la calidad de vida.

Altos niveles de densidad pueden hacer que las áreas urbanas sean intuidas como espacios  incómodos o apretados.

Normas ecológicas para el transporte

Transito no motorizado

Debería haber zonas conectadas para peatones de al menos 10 Km de longitud por cada kilómetro cuadrado urbano, sin barreras arquitectónicas.

Las rutas de ciclistas de al menos 10 km de largo por kilómetro cuadrado en las zonas urbanas.

La orientación ecológica que se establece en las ciudades más atractivas del mundo hacen hincapié en el entorno peatonal a escala humana. No se produce contaminación, mientras que se proporciona beneficios para la salud humana.

Redes densas para caminar y andar en bicicleta permiten que los desplazamientos más eficientes, fomentando que la gente de los barrios sea más feliz y saludable.

Un estudio de Nueva York confirma que aumentan considerablemente las ventas cuando se incrementa el espacio en vías para peatones y ciclistas.

Transporte público

Todos las nuevas actuaciones urbanísticas al urbanizar  deben estar dentro de un radio de 500 metros de un autobús o estación de transporte pública. Para la ciudad en su conjunto, al menos el 90% de la evolución debe ser dentro un radio de 800 metros de una estación de transporte público.

Hacer accesible el transporte público es una opción de primera clase, una de las mejores
maneras de reducir la dependencia del automóvil. Si el transporte público es una opción de primera clase, la gente a menudo optar por no conducir.

Otro beneficios,  entre ellos es el aumento del precio de la vivienda como se puede ver en esta gráfica.

ciudad sostenible,normas

 

 

Control de coches

Dentro de las directrices ecológicas cada ciudad debe de tener una estrategia para el control de los vehículos y su estacionamiento, indudablemente va aparejado con un transporte público de calidad. Aquí juega un papel fundamental el coste económico, medio ambiental, de salud, aire limpio…etc.

En la siguiente gráfica podemos ver los costes sociales en variación de los modelos de transporte:

Normas ciudad sostenible

 Normas ecológicas en  energía y recursos

Edificios verdes

En la denominada “arquitectura verde“ debe de existir unas políticas y normas ecológicas coherentes que exigen un ratio mínimo de edificios que contengan alguna calificación estándar según perfil urbano.

A medida que los inversionistas y los residentes comprenden la importancia de los impactos ambientales y sociales de las construcciones ecológicas, aumentan las posibilidades ante una comercialización de los edificios más verdes.

Renovación y distribución de la energía

Con aplicación de medidas sustentables y coherentes es posible una reducción de 30 a 50 por ciento en el consumo de energía primaria en una ciudad. Aquí la tecnología juega un papel fundamental y deberán aplicarse medidas y partidas económicas para actuar con contundencia.

Gestión de residuos

Todos los edificios deberían contar con instalaciones de clasificación de residuos. Todos los residuos domésticos deben seleccionarse.

La recogida de residuos peligrosos debe ser una prioridad.

Al menos 30-50% de los residuos debe ser compostados y 35-50% reciclado o reutilizado.

La economía circular juega un papel importante en las ciudades sostenibles:

Eficiencia en el agua

Todos los edificios deberían  tener el 100% en la  adopción de dispositivos de ahorro de agua. En los espacios verdes que rodean los edificios deben adoptarse plantas que requieran bajo consumo de agua.

NLas normas de ciudades sosteniblesToda el agua de consumo debería ser controlada y al menos un 20-30% del suministro de agua debería estar reciclado de cualquiera de las aguas residuales y agua de lluvia.

Esta gráfica demuestra que las tecnologías aplicadas a la eficiencia del agua son rentables.

Informe de referencia “12 GREEN GUIDELINES” desarrollado por CDBC’s (International Advisory Group for Green and Smart).

Vía Ovacen

Si estas interesad@ en temas sobre eficiencia energética te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-eficienciaenergetica.es

One thought on “Guía ecológica para ciudades sostenibles

  1. cesar valdivieso Reply

    Saludos desde Guama, Estado Yaracuy, Venezuela. En realidad no se trata solamente de crear ciudades con tecnologías ambientalmente amistosas en el marco del sistema de valores económicos imperante, sino de dar un vuelco total a nuestra manera de pensar.
    Después de más de 30 años de investigaciones, reflexiones y vivencias relacionadas con el tema de convertir al Planeta Tierra en un lugar sostenible, he llegado a la conclusión de que lograr esa meta antes de que acabemos con la humanidad ya sea por la vía la destrucción de la biosfera o a causa de las guerras, requiere de la transformación radical de nuestras sociedades. Mi idea inicial consiste en el diseño de una ciudad experimental factible y realista que proporcione elevados niveles de vida y que reúna las características correspondientes a una sociedad sostenible, entre las que estarían el uso exclusivo de las más avanzadas tecnologías verdes; el fin de la manipulación económica, política y religiosa; la ausencia del dinero en efectivo; la limitación del crecimiento económico y poblacional; el verdadero respeto a la libertad; y una democracia real. Esta ciudad sería presentada en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas, parques temáticos y hasta una urbe experimental, con la finalidad de que sirviera de modelo para lograr el cambio de mentalidad que condujera a las rectificaciones necesarias. No olvidemos que “una imagen vale más que mil palabras”, y la presentación de un modelo perceptible por los sentidos sería mucho más convincente que cualquier cantidad de textos teóricos, más aun cuando se trata de persuadir a una humanidad que durante miles de años ha sido engatusada por los intereses egoístas de minoritarios grupos de poder.
    En vista de que no poseo habilidad alguna en materia de diseño y producción cinematográfica, apelo a la participación en esta propuesta de personas sensibles a este tema que posean habilidades gráficas o capacidad logística para lograr dar vida a esa urbe imaginaria.
    Si estás interesado en conocer sobre esta iniciativa o participar en ella, puedes visitar mi sitio web https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/ en el cual (muy especialmente en el capítulo 5) ya tengo adelantadas algunas ideas respecto a las características físicas y organizativas que pudiera presentar esa ciudad modelo que se pretende construir. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *